...En Febrero de 1773 Carlos III, expidió una Real Cédula por la que se concedía el establecimiento de una real fábrica de
calamina en el Calar del Mundo.
Las fábricas serían las primeras que se creasen en España y las segundas del mundo, ya que en ese momento solo
existían otras en Alemania, en la localidad de Goslar ...

La maravillosa descripción de Pascual Madoz, nos sirve para adentrarnos en el conocimiento de la estructura,
construcción, laboreo y planificación de las fábricas, de tal manera que por sí sola, nos sirve para darnos clara idea de
ellas: "Minas y fábricas de zinc y latón denominadas de San Juan y San Jorge, y conocidas generalmente con el
nombre de fábricas de San Juan de Alcaráz, al SE de la villa de Riópar y a la distancia de 1/4 de legua, luego que se baja
de la población, se encuentra una ferrería abandonada, que fue del infante D. Sebastián, situada en un punto delicioso
entre heredades y árboles frutales: como a un tiro de fusil se halla el primer establecimiento de las fábricas, en el que se
elaboran cazos y toda suerte de casquería, como braseros, chocolateras, etc., conteniendo además habitaciones para
operarios: a la izquierda de este establecimiento, hay otro donde se hacen calderas y casquerías de cobre, siguiendo
luego una acera de edificios en línea como de 200 varas, que sirven para almacenes de carbón y casas de operarios,
hasta llegar a la que ocupan la Dirección y sus empleados, con buenos almacenes y varios establecimientos, entre ellos
fraguas, tornos y otros: es magnífico edificio casi acabado, con un gran patio en el centro y en medio de él una fuente de
aguas potables, su fachada principal que está al Sur, tendrá unas 50 varas de longitud; desde la puerta del edificio hasta
la que conduce al patio, hay un cobertizo en el que se colocan las tiendas todos los domingos en cuyo día se celebra
mercado: a la derecha se encuentra la entrada a las oficinas y la parte alta del edificio ocupada por la Dirección,
hallándose también las habitaciones de los empleados, formando él todo un corredor hasta llegar al costado Norte que
lo forma la Iglesia (dedicada a San Juan Bautista) y una oficina de fundir casquería y piezas de pequeño calibre... el
martinete de hacer calderas, y otras habitaciones destinadas a almacenes de madera; hallábase también dentro de este
edificio un horno de pan cocer; delante de la puerta principal se ve una explanada y al otro lado, diez pequeñas casas,
una posada de escasas comodidades y un poco más retiradas otras 3 o 4 casas también muy reducidas, una gran
huerta arbolada y una fuente cuyas aguas sólo se aprovechan para abrevar ganados; desde este punto principal un
camino, al principio áspero y luego llano y delicioso, formado por una alameda de olmos, plátanos y otros árboles, que
conducen al departamento llamado el Laminador, edificio suntuoso en el que se elaboran planchas de zinc, cobre rojo y
amarillo, se tira el alambre, se blanquea y devana, todo por medio de una máquina que impulsa una sierra para maderas;
se refina el zinc y se fabrica el latón; frente a la puerta principal de este edificio, en la cerca que forma su gran plaza se ve
otra puerta que conduce al establecimiento donde se extrae el zinc, a la fábrica de crisoles, a los almacenes de metales y
depósito de combustible, ...


...Para la instalación de las fábricas Graubner eligió un emplazamiento estratégico, la margen derecha del río Mundo al
pie de la mina de calamina. En este lugar estableció Graubner los dos sectores de producción destinados a la
preparación y transformación de las dos materias primas fundamentales para la elaboración del latón, el cobre y el zinc,
a esta fábrica se le dio el nombre de San Jorge. Esta fábrica planteaba más problemas que la de San Juan, a pesar de su
ubicación, ya que al estar encajado el río Mundo, la fábrica se encontraba a mayor altura que el curso del río, y para
poder aprovechar el curso del río era necesario realizar obras de infraestructura. En ambos sitios hizo construir algunas
casas para habitación de los trabajadores...

...Después de múltiples trabajos y problemas Graubner consiguió en 1781 poner en movimiento la rueda y máquinas del
martinete de cobre. Quince años después de su instalación, las "Fábricas de Alcaráz" comenzaron a funcionar con
normalidad...

..En un principio la producción de las fábricas se basó fundamentalmente en el latón en barras. A partir de 1783 se
comienza a fabricar planchas de cobre con destino a la Marina de Guerra española, destinados a los tres arsenales que
existían en España, -Ferrol, Cádiz y Cartagena-, que eran los principales consumidores de cobre del país. Cobre que se
utilizaba para forrar los cascos de los buques de guerra, para con ello, lograr una mayor velocidad de los navíos, y poder
impedir que el maderamen fuese carcomido. Después de un acuerdo con el arsenal de Cartagena, para la elaboración de
planchas de cobre, cambió la orientación productiva de las fábricas, a partir de 1789 su producción se dedica a la
elaboración de planchas para la Marina, lo que hace descender la fabricación del latón...

...Los problemas que habían surgido entre Graubner y las autoridades de Alcaráz por la mala administración de las
fábricas, hicieron concebir en el ingeniero vienés la idea de poner otras fábricas en distintos puntos de España, pidió
autorización al Consejo de Castilla, para trasladar sus fábricas a Sigüenza y Cuenca, lugares más próximos a Madrid y
con mejores medios de transporte y comunicación, pero las autoridades de Alcaráz, impidieron este proyecto, ya que
veían así, alejarse la concesión de monopolio de la industria latonera. El Consejo de Castilla solo accedió en parte a los
deseos de Graubner, le autorizó a situar en Sigüenza la fábrica de quincalla gruesa, con tres maestros de este ramo, un
maestro fundidor y tres aprendices, más las herramientas y maquinaria necesaria, las fábricas de Riopar comenzaron su
desmembramiento, con lo que en embrión, Graubner lograba una dispersión de la industria latonera por todo el territorio
nacional, impidiendo con ello los intentos de monopolio de Alcaráz y difundir más rápidamente las enseñanzas de esta
industria...

...Según publicación en la Gaceta del 21 de Octubre de 1869, el Ministerio de la Guerra solicitó de la fábrica de San Juan
de Alcaraz que la industria nacional fabricara los cartuchos metálicos ofreciendo el suministro a quién tuviera montado
los talleres necesarios y en estado de funcionar, ese estableció un contrato con la
Compañía Metalúrgica de San Juan de Alcaraz, como única responsable. La Sociedad cumplió todos los condicionantes
establecidos, no así el Gobierno, ya que la producción nacional ascendió a diez millones de cartuchos, mientras que del
extranjero vinieron ochenta millones. No cobró sus créditos sino mucho después de terminar el contrato, mientras los
proveedores extranjeros cobraban por adelantado...

... tanto en la modernidad de sus instalaciones como en la calidad de la producción de los objetos manufacturados. Las
fábricas de Riópar, se podían considerar, las pioneras de la industria metalúrgica española. Sus productos han ganado
diferentes medallas de oro, plata y bronce en distintas Exposiciones Internacionales: Madrid 1850; Londres 1862;
Filadelfia 1876; París 1878, Barcelona 1888...

En 1954 fue declarada empresa modelo, y en 1973 celebraron con toda dignidad el segundo centenario de su creación,
recordando el tiempo en que eran las fábricas más modernas de España.